El milagro del chicle

Supongo que ya todos sabréis que estoy encantada en mi nuevo trabajo como traductora en COMAR, una empresa que se dedica al juego.

El caso es que a pesar de domir bastante, mínimo 6.30 cada día, y de tener mucho trabajo, me da el sueño con muuuucha facilidad. Y es que de lo trabajadores que somos casi no nos levantamos, además me traigo el termo con té verde o manzanilla, así que tampoco hay escapadas a la máquina de café.

Peeero, ayer descubrí el milagro ANTISUEÑO: el chicle. El acto compulsivo de masticar chicle es santo remedio para evitar que me rinda a Morfeo.

Hoy también he incluido en el “Kit contra el sueño”, los auriculares…un ratito de news o de música ayudan mucho.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo es, maria

2 Respuestas a “El milagro del chicle

  1. Yo creía que estabas considerando un cambio hacia otro tipo de industrias…

    Felicidades por conseguir mantenerte despierta… a lo mejor me animo. De momento estoy con caramelos que, según los científicos, son antiestress.

  2. Yo de momento no sé qué es el estrés más allá del que me producen unos textos tan mal escritos que se hace cuesta arriba traducirlos.

    Lo que no sé es si no ver a mi jefe me ayuda a no estar estresada o por el contrario su ausencia hace que me estrese…Creo que las dos cosas. Aunque no tanto como para comprar caramelos antiestrés.

    Hoy me he olvidado los chicles zzZZ