La laguna de los Pájaros bajo el sol

Hemos vuelto a subir a Peñalara (puerto de Cotos). Ya es la tercera vez que estamos allí… si hubiese que pagar entrada, deberíamos hacernos socios.

Cotos está en la sierra norte (a 1900 metros de altura) de Madrid y hay un parque natural con varias rutas de senderismo.

La primera vez, siguiendo las recomendaciones de una guía (libro, no persona), hicimos la ruta fácil. La de la Laguna Grande. Era tan fácil que los papás iban con los niños en el carrito y los perros cogidos de la cuerda, por un caminito de tablones de madera para no tropezar.

Laguna Grande

La Laguna Grande

Volvimos a subir a Cotos con una ruta más arriesgada, la de la Laguna de los Pájaros (olvidé comentar que lo interesante allí son, sobre todo, sus lagunas y los anfibios que viven por allí).

(No hay fotos, porque nadie me ha regalado una cuenta “pro” de Flickr)

Todo empezó bien, pero a medio camino nos empezamos a cruzar con gente que volvía. Demasiada gente. Pero bueno, siempre vamos a contra corriente con los horarios (en lugar de salir por la mañanita temprano, empezamos a andar poco antes del mediodía), así que no sospechamos.

Para cuando llegamos a las primeras lagunas, unas nubes bajas nos estaban envolviendo. Para llegar a la Laguna de los Pájaros tuvimos que usar el instinto… la niebla era muy cerrada y casi metemos el pié en la laguna antes de verla. Íbamos a sacar los bocadillos cuando empezó a llover. Lluvia helada y al poco tiempo, granizo.

Los bocadillos nos los comimos pegados a una roca que nos tapaba (muy poco) y la vuelta la hicimos a una velocidad que superaba todas las leyes físicas.

Desde entonces, una maldición nos perseguía… era pensar en volver a Cotos y el cielo se volvía gris, se levantaba viento y/o empezaba a llover.

Hasta ahora.

Esta vez (para ir aumentando la dificultad, aunque era la primera caminata del año) hicimos el recorrido de los picos de cotos. Subir a la Hermana Menor, seguir por Dos Hermanas (están al lado… en realidad hay solo unos 20 metros de diferencia en altura), subir al Pico de Peñalara (el más alto de la sierra) y bajar por el Cerro de los Claveles hasta la Laguna de los Pájaros. Luego volvimos por la misma ruta que el día de niebla… pero viendo el paisaje.

Lo único malo… que para cruzar el Risco de los Claveles perdimos la ruta (así que fuimos de piedra en piedra por dónde pudimos) y que las cimas de Cotos están infestadas de mosquitos (aunque no debían ser chupópteros, porque llegamos intactos).

Os dejo una pequeña muestra…

Comido por mosquitos

Abel comido por los mosquitos.

El siguiente desafío será subir hasta la Laguna de los Pájaros (por el camino fácil) y bajar hasta La Granja. Aquí sí que tendremos que andar finos con los horarios, para poder llegar y volver en tren (o bus).

 

Anuncios

Comentarios desactivados en La laguna de los Pájaros bajo el sol

Archivado bajo abel, es, paula

Los comentarios están cerrados.