Salsa rosa, Porco rosa

Hace unos días, Carapuchiña lanzaba un ultimátum

Carapuchiña quiere conocer a Porco.

Os da una semana para organizarlo todo.

Ante la amenaza subsiguiente de llegar a los tribunales, Porco se ha sacado de la manga (es un decir, porque Porco no tiene patas… ergo no tiene mangas) unos documentos que pueden dar un giro a este escándalo.

El documento que reproducimos es una pintada encontrada en las calles de Coruña y que Porco atribuye a Carapuchiña.

Rompemos xa fai unha chea de meses, pero ela non me deixa en paz. Non paro de recibir esemeses. Isto ten que parar.

Al preguntarle si se sentía preocupado por la amenaza de llegar a los tribunales, Porco se negó a añadir nada más, posiblemente para no desvelar demasiado antes de que las televisiones empiecen a llamar a su puerta.

Outro desbarre de UnMundo Productions

¡Oink!

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo abel, es, gl

Una respuesta a “Salsa rosa, Porco rosa

  1. ¿Cómo que el cerdito ha decidido vender su historia de amor con mi clienta Carapuchiña? ¡¡Pero si no se conocen!! Aunque claro, eso no importa. Un Porco que juega sucio…¡vaya novedad!

    Sólo veo una solución: ir a medias con los beneficios. O contaré toda la verdad.

    María
    Representante de Carapuchiña