Carapuchiña Vermella en Moscú

Antes de venirme a Moscú me regalaron un títere de Carapuchiña Vermella “made in Galicia”. Y en Madrid, a Paula, a Abel y a mí,  se nos ocurrió que debería traérmela y hacer un blog con sus aventuras moscovitas.

Pues bien, Carapuchiña estrenará su blog el lunes. Todavía está cansada del viaje y de buscar piso en Moscú, así que ha decidido tomarse el fin de semana de relax. Pero como es una curranta nata – ya lo decía su abuela – os manda una foto que se hizo mientras organizaba un poco el tema del blog. Además espera que no faltéis a su estreno en la red. El lunes, a partir de las 19h (hora moscovita), podréis encontrarla en: carapuchina.wordpress.com

 

Carapuchiña lendo o correo

 

Una curiosidad: según el DRAE, la palabra títere tiene su origen en una onomatopeya.

 

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo es, maria

4 Respuestas a “Carapuchiña Vermella en Moscú

  1. ¡Bravo, bravo! Ya empezaba a preocuparme por su salud, si habría llegado bien…

    Espero verla pronto reunida con Putin, o bebiendo Vodka. Y si hace falta photoshop para lograrlo, pues conozco a uno que está cogiendo bastante práctica 😉 .

  2. Paula

    ¡¡¡¡Esperamos impacientes las aventuras de Carapuchiña vermella en Rusia!!!!

    El lunes sin falta estaremos “pegados” a la pantalla del ordenador (pero ojo, guardad las distancias recomendadas en la legislación vigente para las pantallas de visualización de datos: la prevención es cosa de todos… jeje).

    Esperamos que cuente también cómo ha sido su viaje a Moscú. Se rumorea que ha entrado de polizón en una maleta, saltándose los controles de varios aeropuertos nacionales e internacionales… y eso merece ser contado.

    Ya toi contando el tiempo que falta para el estreno del lunes… creo que preparé palomitas, como si fuera el cine.

  3. Para un público como vosotros da gusto escribir 🙂

    Carapuchiña os manda saludos y agradece el interés.

  4. laubail

    Yo también, yo también. Estare requetependiente. Quiero saberme todos los trucos para entrar en Rusia sin visado y sin pagar el billete del avión.

    Creo que el único toque que le falta a Cape es el del traje regional, debería tener una gallego y otro ruso. Maruxa ponte con la manualidades.